Psiclogo en Valladolid

Intervenciones en medios de comunicacin




CMO NOS AFECTAN LAS REDES SOCIALES?

Entrevista a Ins Gonzlez Carballo, Psicloga Clnica, para Radio Televisin Castilla y Len (RTVCyL) en el programa 'Vamos a Ver', magazine de tarde en directo.

Ins Gonzlez Carballo, Directora del Gabinete de Psicologa I.G.C., analiza los la influencia que ejercen en nosotros las redes sociales.


1. CMO HAN CAMBIADO LAS REDES SOCIALES NUESTRA MANERA DE RELACIONARNOS?

La han cambiado totalmente. Las redes sociales se han convertido en un escaparate pblico de informacin privada, siguiendo la premisa si no exhibes no existes. Nuestra vida queda subida y es aireada de manera pblica de tal forma que somos lo que subimos, crendonos de esta manera una dependencia hacia nuestros amigos, seguidores, etc. por mantener activas nuestras cuentas.

Antes vs. Ahora. Antes la informacin personal se comparta cara a cara y con un nmero de personas reducido que formaban parte de nuestro crculo ntimo de confianza. Ahora la informacin se comparte de manera fra (sin contacto personal) y de forma masificada (a un gran nmero de personas a travs de las redes sociales).

Lmites ms borrosos entre amigos y conocidos. Tanto exceso de informacin personal en redes sociales hace que no haya a penas distincin entre amigos reales y virtuales ya que ambos son igualmente conocedores de nuestra vida. Los amigos ya no se sienten en el privilegio de saber ms de nosotros que los dems y, por lo tanto, eso influye en el deterioro de las relaciones personales con el tiempo.


Psicólogo Valladolid
2. POR QU ENGANCHAN TANTO Y PUEDEN LLEGAR A SER TAN ADICTIVAS?

Son muchos los motivos que las llevan a tener una efecto de enganche tan potente, entre ellos los siguientes:

Eliminan temporalmente nuestro sentimiento de soledad. Sentimos que estamos en contacto con otras personas solo por leer estados, comentar sus fotos o publicar las nuestras. Eso nos hace sentir conectados, incluidos y validados pero solo a corto plazo ya que es un efecto engaoso. La realidad siempre se impone: los sentimientos que necesitamos cubrir no se alimentan a base de likes o retweets. Por lo tanto, aunque ese sentimiento de soledad es calmado esto solo ocurre a muy corto plazo (de ah tambin que en personas enganchadas el nmero de conexiones al da sea muy frecuente). Cuando analizamos efectos a medio y largo plazo la realidad que nos encontramos es que pagamos un coste muy alto pues se termina generando todo lo contrario a lo buscado: sentirse solo y aislado.

Son una manera de evadirse y no pensar. Escapar de nuestros problemas, meternos en un mundo creado por nosotros en el que se muestra solo lo que quiere y lo que no se quiere mostrar se da al botn de borrar o suprimir (o an ms fcil, directamente ni se publica). Como otras adicciones, esto hace que desviemos la atencin de asuntos mucho ms importantes y centremos las preocupaciones en banalidades sociales.

Bombardeo de mensajes inspiracionales. Las redes y los contenidos a los que estamos suscritos en ellas, nos muestran cmo deberamos ser, vestir, hacer, pensar fortaleciendo en nosotros modelos falsos de felicidad.

Las redes sociales nos permiten mostrar al mundo nuestro yo ideal, publicando lo que queremos para ser reconocidos o aceptados y haciendo creer a nuestros amigos o seguidores que somos as: siempre alegres, divertidos, ocurrentes, atractivos, sexys en cualquier momento, con una sonrisa constante, en la mejor compaa, con el ltimo modelito, en el sitio ms cool, y, por supuesto, feliceses decir, perfectos! Ese yo ideal que queremos, o mejor dicho necesitamos, vender tiene un precio muy alto: el precio de no ser nosotros mismos, el precio de tener que aparentar ser la imagen que queremos proyectar y el precio de no dejarnos conocer de verdad. Es un auto-rechazo y una negacin de nuestra persona que nos hace cada vez ms inaccesibles y nos separa de lo que somos. La realidad es que a veces estamos tristes, en ocasiones cansados, no siempre de buen humor, tambin con ropa corriente, con preocupaciones cotidianas, etc.)


Psicólogo Valladolid
3. POR QU NOS COMPARAMOS TANTO?

Compararse es algo natural, forma parte de la construccin de nuestra autoestima. Como nuestros juicios de valor son subjetivos, buscamos en los dems la objetividad que no encontramos en nosotros mismos y, para ello, establecemos comparaciones internas en las que llegamos a conclusiones sobre qu es lo normal, qu est por encima de la media y qu est por debajo.

La teora de comparacin social apareci como concepto a mitad de los aos 50, mucho antes de que existiera internet. La premisa bsica de esta teora, como hemos adelantado, es que la gente tiene el hbito de compararse con otras personas y pretenden obtener informacin sobre s mismos a partir de esa comparacin.

Hay dos maneras de compararse:

Comparacin hacia abajo. Nos comparamos con personas que consideramos peor que nosotros, sea en el plano que sea. Este tipo de comparacin hace que salgamos reforzados y nos sube la autoestima.

Comparacin hacia arriba. Nos comparamos con personas que consideramos mejor que nosotros, sea en el plano que sea. Este tipo de comparacin hace que salgamos daados y nos baja nuestra autoestima.

Ambas comparaciones son naturales en las personas y equilibran nuestra autoestima porque tienden a compensarse. El problema de las redes sociales es que prcticamente solo permiten establecer comparaciones hacia arribay eso resulta daino para la autoestima a medio-largo plazo. Cuando publicamos una fotografa la intencin es que los dems nos vean fenomenal, en raras ocasiones haremos pblicas imgenes en las que salgamos mal o no estemos favorecidos. Esto hace parecer que tenemos vidas perfectas, que todo lo que nos rodea es bueno y que, por supuesto, nos queremos mucho. Lo curioso es que, a pesar de no ser siempre as, uno mismo tambin contribuye a generar esa sensacin en los dems con sus propias publicaciones, alimentando entre todos un bucle irreal de vidas perfectas en el que somos tanto vctimas como verdugos de la propia red social.


Psicólogo Valladolid
4. CMO NOS PUEDE LLEGAR A AFECTAR EL USO DE LAS REDES SOCIALES?

Interferencia en nuestra vida real. Cuando las redes sociales restan demasiado tiempo de otras cosas o modifican planes. Por ejemplo: si al levantase lo primero que se hace es mirar el telfono esperando encontrar mensajes o notificaciones; si al estar con otras personas se sigue pendiente del mvil; si las interacciones cara a cara con alguna persona cambian fruto de su comportamiento contigo en redes sociales, etc.

Sentirse mal despus de estar conectados. Pueden aparecer sentimientos de vaco, tristeza, rabia o envidia. Nos olvidamos que lo que estamos viendo publicado es solo un pequeo detalle de la vida de alguien que, en la mayora de las ocasiones, suele estar edulcorado y embellecido.

Utilizar la informacin con otros fines (espiar, controlar). Este es el caso de exparejas o situaciones de celos, donde las heridas emocionales no cicatrizan porque se sigue teniendo informacin de la vida de esa persona.

Confundir la vida real con la virtual. Puede llevar a creer que los cientos de contactos son realmente amigos, o al revs, que por tener pocos contactos no se es suficientemente valioso o importante para los dems. Tambin a creer que otras personas son ms felices que uno mismo (conclusin sacada en base a sus publicaciones), etc.

Restar tiempo a nuestra vida real (la de verdad!). Alimentar publicaciones, fotos, estados y vdeos en vez de alimentar experiencias, planes, conocimientos y sensaciones. La felicidad por as llamar a ese estado de tranquilidad y satisfaccin interior solo se encuentra desde la autenticidad de uno mismo, desde la calma y desde la no necesidad de demostrar, aparentar o parecer. La emocin o exaltacin (que no felicidad) que puede dar la valoracin a travs de una red social es efmera y pasajera, no cala en la persona largo tiempo.


Psicólogo Valladolid
5. QU HACER?

S realista. Nadie tiene una vida perfecta por mucho que en su red social aparente serlo.

Ten presente: A veces, quien ms publica es quien ms aprobacin necesita. Cuando alguien se siente bien con su vida no tiene la necesidad de contar a cada momento lo que hace ni de estar pendiente de aparentar ni hacer ver. Se dedica, simplemente, a disfrutar y sentir.

No te compares ni midas tu xito a travs de los dems. Los dems solo te estn permitiendo ver lo que ellos quieren que veas. Las redes sociales slo muestran lo que las personas deciden mostrar a travs de un filtro que aparenta ser maravilloso, por lo tanto, es injusto para uno mismo juzgarse por una informacin externa, dulcificada e incompleta. Es ms adecuado compararse con uno mismo, retarse y superarse de dentro a dentro en vez de hacerlo de dentro a fuera.

Buscar la seguridad en ti mismo. Apostar por trabajar y mejorar nuestra seguridad personal, es decir, lo interno (estable) en vez de depender de la aceptacin de los dems, es decir, lo externo (cambiante, frgil).

Date un respiro de redes sociales. Si te afectan demasiado plantate pasar unos das, al menos una semana, sin conectarte.


Volver

Colegio ofical de psicologos
Gabinete de Psicología Inés González Carballo
logowis
Psicologos Valladolid
Doctoralia Psicologo Valladolid