Psiclogo en Valladolid

Intervenciones en medios de comunicacin




JOVENES DE CASTILLA Y LEN

Entrevista a Ins Gonzlez Carballo, Psicloga Clnica, para Radio Televisin Castilla y Len (RTVCyL) en el programa 'Castilla y Len a examen', magazine de tarde.

Ins Gonzlez Carballo, Directora del Gabinete de Psicologa I.G.C., analiza a los jvenes de Castilla y Len.


Qu perfil cumplen los jvenes de hoy en da?Cules son los aspectos fundamentales que les caracterizan?

La adolescencia es de por s una etapa de crisis personal. Las crisis evolutivas, al contrario de lo que pueda parecer no tienen por qu ser malas pues implican momentos naturales de cambio, maduracin y evolucin con el fin de desligarse de parte del pasado e incorporar algo nuevo. Sin embargo, tambin es un momento de fragilidad pues los padres inevitablemente dejan de ser los valores de referencia (de hecho, deben facilitar el proceso de dejar de serlo) pero los jvenes no disponen an de modelos relevo, por lo que el trnsito lgico que viven es el de experimentar y buscar para poderse encontrar y definir.

Hay una renuncia de lo que se quiere frente a lo que se debe. Esta renuncia est mal entendida por los adultos y, por lo tanto, mal trasmitida a sus hijos teniendo importantes consecuencias, entre otras, que los jvenes elijan aquella carrera que les asegura un mejor futuro socio-econmico (segn el imaginario social) en vez de la que responda a sus verdaderas y profundas motivaciones. El conjunto de renuncias emocionales durante esta importante etapa contribuye a un pobre desarrollo personal, a un fuerte vaco de ideales y, en definitiva, a una prdida de su propia subjetividad.

Los adolescentes de la sociedad actual tienen la suerte, y a la vez desgracia, de tener una vida muy cmoda y llena de facilidades. La suerte viene de la cantidad de opciones y posibilidades a bajo esfuerzo mientras que la desgracia viene, precisamente, de ese bajo esfuerzo que les hace no valorar el privilegio de su situacin socio-econmica. Todo esto conlleva que se alargue la adolescencia ms all de la edad cronolgica en la que queda encuadrada pues, al no poder madurar, se cristaliza un rol infantilizado que le convierte en un continuo nio-adolescente, pudiendo prolongarse esta etapa hasta la dcada de los treinta e incluso cuarenta. El estado de adolescencia tambin se prolonga segn las proyecciones que los jvenes reciben de los adultos en base a la sobreproteccin que reciben de ellos (la sobreproteccin tambin infantiliza e impide el normal desarrollo evolutivo de la persona al limitar sus capacidades). Cuando todo esto ocurre, los jvenes necesitan encontrar maneras de expresar lo que sienten sin ser muchas veces conscientes precisamente de lo que estn viviendo. Es un cdigo sin palabras porque es un lenguaje del acto sobre el sentimiento. De ah que la ropa, el peinado, las nuevas aficiones, los grupos ideolgicos, etc. sean maneras de construir una identidad que supla en el exterior lo que interiormente no est bien sostenido.


- REDES SOCIALES.

Las redes sociales no son buenas ni malas en s mismas sino que depende del uso que se haga de ellas. La realidad es que las redes han cambiado la manera de relacionarse especialmente entre la gente ms joven, relegando a un segundo plano las conversaciones cara a cara a favor de la relacin virtual (ms fra pero a la vez ms desinhibida). Otra particularidad de este cambio es cmo los lmites entre amigos y conocidos se han ido debilitando hasta llegar a borrarse en muchos casos pues al compartir y difundir informaciones privadas a un gran nmero de personas (todos los contactos) se hace conocedores de nuestra vida a gente que, de manera directa, no se le dira debido a la escasa confianza o poca relacin.

Si las redes son tan adictivas, se debe a sus efectos a corto plazo pues eliminan de manera temporal el sentimiento de tristeza y soledad, resultan ser una manera de evadirse y no pensar, sus mensajes inspiracionales enganchan y la capacidad de mostrar al mundo un yo ideal que poco tiene que ver con el yo real les deslumbra (no nos olvidemos que en la adolescencia hay un deseo de ubicarse y se ansa esa imagen de perfeccin) sin embargo, la realidad es que a largo plazo, el uso excesivo de las redes genera exactamente los efectos contrarios a los buscados (ms tristeza, mayor soledad, ms desenganche con la vida real de la persona, mayor necesidad de valoracin externa, etc.).

El papel de los padres ms que prohibir y limitar debe ser educar, es decir, los jvenes que hacen un uso inadecuado de las redes sociales no llegan a ello de manera gratuita ni aleatoria sino debido a una serie de carencias previas que arrastran y que vuelcan a travs de lo virtual como salida rpida de lo real. Prohibir no trata, solo parchea, la clave viene de la prevencin, es decir, educar a los hijos en los valores importantes y, por supuesto, comulgar con ellos en casa (dedicarles tiempo, darles cario, valorar su esfuerzo ms que sus resultados, ayudarles a aceptar lo que no les gusta de s mismos, fomentar una construccin sana de su identidad dndoles la capacidad de hacerlo sin imposiciones, no depender de la opinin externa, etc.). Cualquier otra medida es inadecuada.


- SOLIDARIOS Y SENSIBILIZADOS CON EL MUNDO ANIMAL

Efectivamente los jvenes estn ms concienciados sobre el mundo animal, esto se debe principalmente a dos motivos:

En primer lugar la gran difusin de contenidos solidarios y de carcter emocional que son virales y se difunden a travs de las anteriormente citadas redes sociales. En el pasado, la informacin de este tipo no era tan accesible a los jvenes pues se ofreca en medios de prensa o audiovisuales que no tenan al colectivo joven como objeto. La accesibilidad de contenidos junto al sesgo emocional que suscitan y la facilidad del adolescente para implicarse en causas que considera dignas inciden en la sensibilizacin e identidad pro-animal tan actualmente abanderada.

Por otro lado, un lado menos amable pero igual de real, y tambin vinculado en parte a la comunicacin digital, es cmo la reiterada falta de relaciones cara a cara han terminado generando verdaderas dificultades de socializacin entre los jvenes as como problemas de identidad y de habilidades sociales que se suplen (se intentan suplir inconscientemente) con el contacto y amor hacia los animales o mascotas personales. El porqu de esta desviacin viene de la necesidad innata e inherente de la persona a querer y sentirse querida, cuando esto no se obtiene desde los iguales bien porque no se tiene, bien porque se teme, hay un refugio emocional en los animales con el fin de expresar el lado ms personal de uno mismo pero sin el riesgo asociado a la traicin, abandono o soledad que s correra en la relacin con otros jvenes.


- DEPORTE

El deporte en los jvenes cumple un papel fundamental en su desarrollo con un efecto positivo desde diferentes aristas:

- Potencia la socializacin, ya que los adolescentes predominantemente tienden a practicar deportes de equipo (ftbol, baloncesto, hockey o rugby mayoritariamente en los chicos y balonmano, voleibol, patinaje o clases guiadas de baile mayoritariamente en las chicas). Esto fomenta las relaciones con compaeros, el poder crear nuevos grupos de amigos, el encontrar un espacio de distensin con los iguales al margen de las responsabilidades y el hecho de poner en primer plano valores como la tolerancia, respeto, esfuerzo, saber ganar y perder, compaerismo, etc. tan necesarios en la vida adulta.

- Incrementa la capacidad intelectual ya que realizar ejercicio fsico aumenta el flujo de sangre en el cuerpo, lo que hace que el cerebro enve mensajes ms rpido y mejore el rendimiento. En una poca en la que la mayora de los jvenes se encuentran en un proceso formativo, incidir sobre el potencial de su rendimiento acadmico es muy positivo.

- Ayuda a construir un auto-concepto sano. El hecho de incorporar ejercicio fsico en la vida del adolescente crea en l un pilar sano para su desarrollo personal (recordemos que tan importante es cultivar la mente como cultivar el cuerpo), aumenta la conciencia de conductas saludables (un hbito sano lleva a ms hbitos sanos), fomenta una relacin positiva con su cuerpo (los jvenes que practican deporte se sienten menos a disgusto con su fsico independientemente de cmo sea este) y contribuye a generar una mejor autoestima (sentimientos ms positivos sobre uno mismo).

- Factor protector frente a la ansiedad y la depresin. Cuando se practica ejercicio de manera regular se reducen los sntomas ansiosos y depresivos debidos, en parte, a la liberacin de endorfinas que provoca el entrenamiento aerbico. Por otro lado, estas mismas endorfinas tambin ayudan tener niveles ms bajos de ansiedad y, en definitiva a estar ms tranquilos, lo que se traduce a nivel prctico en menos inquietud, menos picos de ansiedad y mayor facilidad para conciliar el sueo y tener un buen descanso nocturno. El ejercicio tambin libera el neurotransmisor serotonina (implicado en los estados de nimo positivos), que aun siendo importante a todas las edades, resulta fundamental en la adolescencia, pues las alteraciones emocionales son mayores en esta etapa y ayuda a regular de una mejor manera el equilibrio emocional.


- SALIR Y CONSUMO DE ALCOHOL:

La adolescencia es una etapa en la que los jvenes tratan de definirse y buscar su rol dentro de la sociedad, eso les convierte en personas ms vulnerables ante el consumo de diferentes sustancias como el alcohol, (tan vinculado al ocio recreativo y a la socializacin). De ah que resulte especialmente importante la comprensin delos siguientes aspectos:

-Conocer lo que los propios jvenes piensan sobre el uso instrumental del alcohol, es decir, lo positivo que ven de consumir dicha sustancia pues no hay que olvidar que, en esa poca, el lado peligroso o insano de las cosas no suele cobrar un papel importante ni de carcter disuasorio. Por lo tanto, en funcin de las atribuciones positivas que hagan del alcohol, as va a ir encaminado su uso. Algunas de las atribuciones que ellos mismos verbalizan son: pensar que esta sustancia les hace ms simpticos, alegres y extrovertidos, vencer su timidez, perder la vergenza y el miedo al ridculo, sensacin de fortaleza y de invulnerabilidad, ligar ms y relacionarse mejor con el otro sexo y evadirse de situaciones problemticas (aunque esta ltima no de manera consciente en la que lo puedan buscar los adultos). En general son atribuciones relacionadas con la popularidad y el atractivo social-sexual.

- La permisividad del entorno y la normalizacin de su consumo, hacen del alcohol una sustancia a la que no se teme y a la que se valora de manera nicamente positiva en la adolescencia/juventud. El comportamiento de los padres frente a su propio consumo es un factor importante ante la visin que desarrollen sus hijos. Las bases de la realidad del adolescente siempre comienzan en la propia casa.

Cuando los adolescentes se relacionan en grupos cuya dinmica interna est vinculada al consumo de alcohol es muy probable que ellos mismos acaben bebiendo en exceso. El fenmeno botelln, por ejemplo, radica en la necesidad de socializacin e identificacin con iguales, permitiendo establecer un ritual de vinculacin, implicacin y comunicacin a travs de cdigos de lenguajes ya sean estos verbales o pre-verbales. Se trata de algo ms complejo de lo que pueda parecer a simple vista ya que en su prctica confluyen diferentes efectos, entre otros la famosa ignorancia pluralista que no es otra cosa que el hecho de respaldar grupalmente un acto o tendencia (en este caso, el botelln) cuando individualmente nadie considera que sea bueno o ni siquiera quisiera hacerlo.

Por otro lado, no podemos olvidar que en la adolescencia/juventud hay una continua bsqueda de experiencias y sensaciones nuevas. Todo lo nuevo que haga sentir y experimentar atrae a esta poblacin y, el alcohol, tiene todos los ingredientes para ser utilizado con ese fin. Ahora bien, aunque el hecho de probarlo o consumirlo moderadamente puede llegar a considerarse normal o ajustado a esa etapa vital, el pasar a consumir cantidades importantes o con usos diferentes entra dentro de la patologa y se dan otra serie de factores como una posible tendencia a la negacin de la realidad, la no aceptacin de su vida, a la necesidad de desvincularse y no responsabilizarse de sus problemas, etc.

Por ltimo, la sociedad actual se caracteriza por la inmediatez, hay mucha conciencia de presente y poca de futuro, se exigen soluciones rpidas ante las demandas cotidianas y se penalizan emociones como la tristeza pues la expresin social dominante es la de reprimir lo malo y mostrar lo bueno. En este contexto socio-cultural imperante (no explcito pero s cargado profundamente de estos tintes) el consumo del alcohol, y ms en jvenes, es la respuesta perfecta, el imperativo tcito que soluciona todo aqu y ahora.


- LA SEXUALIDAD

Los jvenes de hoy en da viven todo antes que los jvenes de hace dcadas. Actualmente la sociedad atraviesa profundos cambios en sus cdigos morales y de valores, adems la informacin fluye tan rpido que apenas hay que dedicar tiempo a descubrir cosas, sino que ya estn ah, se muestran antes de tiempo impidiendo ser descubiertas cuando llegue el momento adecuado para cada persona. Este es el principal problema de la sexualidad hoy en da, que por mucha informacin que haya y por mucha libertad social adscrita al tema, no da tiempo a que la madurez de la persona est a la altura de sus actos. Cuando preadolescentes de 12 o 13 aos se inician en la sexualidad adulta corren riesgos de no entender ni vivir de manera adecuada lo que estn haciendo con su cuerpo ni pueden ver los peligros de dichas prcticas porque, lgicamente, no son acordes a su nivel madurativo. Es como si a un nio de tres aos le dejamos jugar con un cuchillo el cuchillo no es malo en s mismo pues sirve para cortar y es til pero en manos de un nio pequeo seguramente se va a terminar haciendo dao pues no alcanza a entender los riesgos que plantea su mal uso.

Otro factor clave es el importante aumento de divorcios y separaciones en las ltimas dcadas, esto provoca que se pierda el referente de para siempre en la pareja, lo que lleva a muchos hijos de esas familias rotas a buscar una satisfaccin inmediata apelando a que el amor no es duradero y a que hay que aprovechar nicamente el momento presente. La falta de cario y la ausente valoracin de sus padres, fruto de esa desestructuracin familiar, les lleva a tapar la carencia desde fuera, encontrando en el sexo un sustituto del amor en falta. Juegos tan peligrosos como el muelle lo ponen de manifiesto. El desenfreno sexual y la promiscuidad producen una deformacin de los conceptos de libertad (libertinaje), dignidad y respeto que son fundamentales de cara a establecer relaciones de pareja maduras en el futuro.

Volver

Colegio ofical de psicologos
Gabinete de Psicología Inés González Carballo
logowis
Psicologos Valladolid
Doctoralia Psicologo Valladolid